Historias de locos

Todo está en la mente, en el interior de nuestro cerebro, en los MEMES que nos parasitan dia a dia, saltando de cerebro en cerebro y luchando egoistamente por un lugar en el mundo...

Name:
Location: Córdoba, Spain

Thursday, February 02, 2006

¿Más tiempo para evolucionar?

Ahora dicen que la Tierra jóven se enfrió en 100 millones de años y que ya había océanos. ¿Quienes lo dicen?. Por lo visto unas piedrecitas del tamaño de una mota de polvo que se han encontrado enterradas en una zona árida en mitad de Australia. ¡Joder, que rebuscados son estos científicos!. Si esto es así, y aunque en principio suene a chorrada, no lo es pues le daría 400 millones de años extra a la vida para surgir y ya sabemos que la evolución es muy pero que muy lenta.
El gallifante sin embargo vamos a dárselo a los becarios de la Universidad de Wisconsin que seguro que han sido ellos lo que se han pasado meses y meses currando sin parar para encontrar esas piedrecitas llamadas circones entre tantos cientos y cientos de kilos de tierra.
Nuestro planeta se formó hace 4.500 millones de años y se pensaba que los primeros 500 millones de años solo fue una bola de magma a miles de grados de temperatura. El fósil más antiguo que atestigua la existencia de vida nos dice que ya estaba en la Tierra hace 3.800 millones de años. ¡Teniamos 200 millones de años para originarnos!. Hombre eso está bien, yo me lo creo, pero si le ponemos unos 400 millones de años más, es decir 600 millones de años me lo creo más.
La roca más antigua conocida era de 4.000 millones de años sin embargo ahora sesulta que estos circones tiene 4.400 millones de años lo que quiere decir que ya estaba formada la corteza terrestre y que el mundo no era magma quemandolo todo. Además, según la proporción de isótopos de oxígeno, concluyen que el medio ambiente por aquel entonces no era muy caluroso y que permitía la existencia de agua líquida. La Tierra era por tanto como una gran sauna donde la alta temperatura permitía la evolución de la vida y una mayor velocidad en las reacciones químicas.